Propuesta de la DIÓCESIS DE CANARIAS para la participación en la JMV 2023


 Segcretaria de la Juventud, Diócesis de Canarias (pjvcanarias)


Podrás acceder a la información y formulario de Inscripción a partir de este enlace web (30 de Julio al 7 de Agosto del 2023)

 https://www.pjvcanarias.org/calendario


Video promocional. ¿Estás preparado?
☆ Animemos a nuestros jóvenes  

«María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39)

 

Este es el lema del Mensaje del Santo Padre a los jóvenes con motivo de la XXXVII Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en las Iglesias particulares el 20 de noviembre de 2022 y a nivel internacional en Lisboa del 1 al 6 de agosto de 2023.

El texto, firmado por el Papa Francisco en el día de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, concluye el ciclo de tres mensajes que acompañan a los jóvenes en el camino entre la JMJ de Panamá 2019 y la de Lisboa 2023, todos ellos centrados en el verbo levantarse.
https://lisboa2023.org/es/articulo/papa-francisco-envia-un-mensaje-para-la-jmj-lisboa-2023 

Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes con vistas a Agosto del 2023.


Marzo 2022 


"Poesía de la Creatividad" 

 Les anima a ser "creativos", seguir adelante, superar las crisis juntos.


JMJ 2021

La JMJ Diocesana 2021 ya tiene canción: 

¡Jesús me dijo levántate!

Bajo el título "Jesús me dijo: Levanta-te!, ¡Levántate!, Get Up!", se ha publicado la canción oficial de la Jornada Mundial de la Juventud 2021  que fue elaborada en tres idiomas: español, inglés y portugués. 

Tal y como ha predispuesto el Papa Francisco, la Jornada Mundial de la Juventud en 2021 se celebrará a nivel diocesano, el 21 de noviembre con ocasión de la fiesta de Cristo Rey, en las Iglesias Particulares o Diócesis, con la motivación de ayudar a los jóvenes a prepararse espiritualmente rumbo a la Jornada Mundial de la Juventud Lisboa 2023. 

https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2021-11/cancion-jornada-mundial-juventud-diocesana-2021-levantate-get-up.html

Cabe destacar que la canción fue publicada en tres idiomas: español, inglés y portugués. Por este motivo, en la producción del video, la Fundación Ramón Pané reunió a varios cantantes cristianos católicos procedentes de diversos países:

"Nos unimos con ellos para cantar la primera canción en tres idiomas (español, portugués e inglés). Creemos que será la primera canción con estas características en la Iglesia y, quizá en el mundo secular. Queremos dar a los jóvenes instrumentos de reflexión, oración y animarlos a participar en la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias Particulares o Diócesis en este año 2021, en preparación para la JMJ Lisboa 2023".

Jóvenes, protagonistas de la Iglesia

La canción ha sido producida y publicada por la Fundación Ramón Pané con el programa "Cristonautas" para alentar a los jóvenes a ser protagonistas de la vida de acuerdo al cristianismo, en estos momentos decisivos que vive la Iglesia.

La letra fue escrita, tras un proceso de reflexión, siguiendo el método de Lectio Divina, por el Hermano Ricardo Grzona, frp, director ejecutivo de la Fundación Ramón Pané, quien declara:

"Al proyectarnos sobre cómo sería un proceso de reflexión para esta JMJ de 2021, vimos nuevamente a nuestra Iglesia y buscamos comprender, especialmente cómo los jóvenes entienden las cosas. Entonces hicimos lo que hizo el primer evangelizador de América, Ramón Pané, en 1494, es decir, inculturarnos y sugerir ritmos contemporáneos".

"¡Levántate!", tema de la Jornada 2021

Tal y como informa el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, de la Santa Sede, el tema elegido por el Santo Padre para la Jornada Mundial de la Juventud 2021 es: "¡Levántate! ¡Te hago testigo de las cosas que has visto!" (cf. Hch 26,16).

Voces de todas las Américas

Finalmente, la música compuesta por el Maestro Roberto Assalini, fue interpretada entre los cantantes que han participado en el videoclip de lanzamiento, figuran de Brasil: Marcos Tonasse y Fray Rená Barros; de Perú: Elton Rey; de Colombia-Estados Unidos: Johann Alvarez; de Venezuela-Panamá Fray Richard, de Estados Unidos: Álvaro Vega (Communion), The Call Music Ministry (Liana Lopez, Lauren Lopez, Andrea Jimenez, Nancy (Nana) Cristobal, Luis Lopez, CJ Cristobal); de República Dominicana: Encuentro Cristo (Katty Rivera, Carmela Díaz, Susana Arias).

"Los cantantes se han unido en una experiencia internacional, para demostrar que jóvenes de todos los países pueden participar y que los idiomas no son una barrera para alabar al Señor".

JMJ Lisboa 2023

¡YA TENEMOS FECHA PARA LISBOA 2023!

La próxima Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa, se celebrará del 1 al 6 de agosto de 2023.
¡Emprendamos el camino!

Mensaje del Papa Francisco para la próxima 

Jornada Mundial de la Juventud 


En esta etapa de preparación, el próximo encuentro, será en las Iglesias particulares, de las diversas diócesis y, en la Solemnidad de Cristo Rey (21 de Noviembre), se celebrará la Jornada Mundial de la Juventud 2021 a nivel local.


Roma, San Juan de Letrán, 14 de septiembre de 2021, Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

Francisco

Queridos jóvenes:

Una vez más quisiera tomarlos de la mano para continuar juntos la peregrinación espiritual que nos conduce hacia la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa en el 2023.

El año pasado, un poco antes de que se propagara la pandemia, firmé el mensaje con el lema "Joven, a ti te digo, ¡levántate!" (cf. Lc 7,14). En su providencia, el Señor ya nos quería preparar para la durísima prueba que estábamos a punto de vivir.

En el mundo entero se tuvo que afrontar el sufrimiento causado por la pérdida de tantas personas queridas y por el aislamiento social. También a ustedes, jóvenes -que por naturaleza se proyectan hacia el exterior-, la emergencia sanitaria les impidió salir para ir a la escuela, a la universidad, al trabajo, para reunirse. Se encontraron en situaciones difíciles, que no estaban acostumbrados a gestionar. Quienes estaban menos preparados y privados de apoyo se sintieron desorientados. En muchos casos surgieron problemas familiares, así como desocupación, depresión, soledad y dependencias. Sin hablar del estrés acumulado, de las tensiones y explosiones de rabia, y del aumento de la violencia.

Pero gracias a Dios este no es el único lado de la medalla. Si la prueba nos mostró nuestras fragilidades, también hizo que aparecieran nuestras virtudes, como la predisposición a la solidaridad. En cada rincón del mundo vimos muchas personas, entre ellas numerosos jóvenes, luchar por la vida, sembrar esperanza, defender la libertad y la justicia, ser artífices de paz y constructores de puentes.

Cuando un joven cae, en cierto sentido cae la humanidad. Pero también es verdad que cuando un joven se levanta, es como si se levantara el mundo entero. Queridos jóvenes, ¡qué gran potencialidad hay en sus manos! ¡Qué fuerza tienen en sus corazones!

Por eso hoy, una vez más, Dios le dice a cada uno de ustedes: "¡Levántate!". Espero de todo corazón que este mensaje nos ayude a prepararnos para tiempos nuevos, para una nueva página en la historia de la humanidad. Pero, queridos jóvenes, no es posible recomenzar sin ustedes. Para volver a levantarse, el mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión que tienen ustedes. En este sentido, quisiera que meditemos juntos el pasaje de los Hechos de los Apóstoles en el que Jesús le dice a Pablo: "¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto" (cf. Hch 26,16).

Pablo testigo ante el rey

El versículo que inspira el lema de la Jornada Mundial de la Juventud 2021 está tomado del testimonio de Pablo ante el rey Agripa, mientras se encontraba detenido en la cárcel. Él, que un tiempo fue enemigo y perseguidor de los cristianos, ahora es juzgado por su fe en Cristo. Habían pasado unos veinticinco años cuando el Apóstol narra su historia y el episodio fundamental de su encuentro con Cristo.

Pablo confiesa que anteriormente había perseguido a los cristianos hasta que un día, cuando iba a Damasco para arrestar a algunos de ellos, una luz "más brillante que el sol" lo envolvió a él y a sus compañeros de viaje (cf. Hch 26,13), pero solamente él oyó "una voz". Jesús le dirigió la palabra y lo llamó por su nombre.

"¡Saulo, Saulo!"

Profundicemos juntos este hecho. Llamando a Saulo por su nombre, el Señor le hizo comprender que lo conocía personalmente. Es como si le dijera: "Sé quién eres, sé lo que estás tramando, pero a pesar de todo me dirijo justo a ti". Lo llamó dos veces, como signo de una vocación especial y muy importante, como había hecho con Moisés (cf. Ex 3,4) y con Samuel (cf. 1 S 3,10). Cayendo al suelo, Saulo comprendió que era testigo de una manifestación divina, de una revelación poderosa, que lo sacudió, pero no lo aplastó, al contrario, lo interpeló personalmente.

En efecto, sólo un encuentro personal -no anónimo- con Cristo cambia la vida. Jesús muestra que conoce bien a Saulo, que "conoce su interior". Aun cuando Saulo es un perseguidor, aun cuando en su corazón siente odio hacia los cristianos, Jesús sabe que esto se debe a la ignorancia y quiere demostrar su misericordia en él. Será justamente esta gracia, este amor inmerecido e incondicional, la luz que transformará radicalmente la vida de Saulo.

"¿Quién eres, Señor?"

Ante esa presencia misteriosa que lo llama por su nombre, Saulo pregunta: «¿Quién eres, Señor?» (Hch 26,15). Esta pregunta es sumamente importante, y todos en la vida, antes o después, nos la tenemos que hacer. No basta haber escuchado hablar de Cristo a otros, es necesario hablar con Él personalmente. Esto, básicamente, es rezar. Es hablar a Jesús directamente, aunque tengamos el corazón todavía desordenado, la mente llena de dudas o incluso de desprecio hacia Cristo y los cristianos. Me gustaría que cada joven, desde lo profundo de su corazón, llegara a hacerse esta pregunta: "¿Quién eres, Señor?".

No podemos dar por descontado que todos conocen a Jesús, aun en la era de internet. La pregunta que muchas personas dirigen a Jesús y a la Iglesia es justamente esta: "¿Quién eres?". En todo el relato de la vocación de san Pablo esta es la única vez en la que él habla. Y a su pregunta, el Señor responde sin demora: «Yo soy Jesús, al que tú persigues» (ibíd.).

"Yo soy Jesús, al que tú persigues"

Por medio de esta respuesta, el Señor Jesús revela a Saulo un gran misterio: que Él se identifica con la Iglesia, con los cristianos. Hasta ahora, Saulo no había visto de Cristo más que a los fieles que había encerrado en la cárcel (cf. Hch 26,10), cuya condena a muerte él mismo había aprobado (ibíd.). Y había visto cómo los cristianos respondían al mal con el bien, al odio con el amor, aceptando las injusticias, la violencia, las calumnias y las persecuciones sufridas por el nombre de Cristo. Por eso, si se mira bien, Saulo de algún modo -sin saberlo- había encontrado a Cristo, ¡lo había encontrado en los cristianos!

Cuántas veces hemos oído decir: "Jesús sí, la Iglesia no", como si uno pudiera ser una alternativa a la otra. No se puede conocer a Jesús si no se conoce a la Iglesia. No se puede conocer a Jesús si no por medio de los hermanos y las hermanas de su comunidad. No nos podemos llamar plenamente cristianos si no vivimos la dimensión eclesial de la fe.

"Te lastimas dando golpes contra el aguijón"

Estas son las palabras que el Señor dirigió a Saulo después de que cayera al suelo. Parece como si le estuviese hablando de modo misterioso desde largo tiempo, tratando de atraerlo hacía sí, y Saulo se estuviera resistiendo. Este mismo dulce "reproche", nuestro Señor lo dirige a cada joven que se aleja: "¿Hasta cuándo huirás de mí? ¿Por qué no escuchas que te estoy llamando? Estoy esperando tu regreso". Como el profeta Jeremías, nosotros a veces decimos: «No volveré a recordarlo» (Jr 20,9). Pero en el corazón de cada uno hay como un fuego ardiente, aunque nos esforcemos por contenerlo no lo conseguimos, porque es más fuerte que nosotros mismos.

El Señor eligió a alguien que incluso lo había perseguido, que había sido completamente hostil a Él y a los suyos. Pero no existe una persona que para Dios sea irrecuperable. Por medio del encuentro personal con Él siempre es posible volver a empezar. Ningún joven está fuera del alcance de la gracia y de la misericordia de Dios. De ninguno se puede decir: está demasiado lejos, es demasiado tarde. ¡Cuántos jóvenes tienen la pasión de oponerse e ir contracorriente, pero llevan escondida en el corazón la necesidad de comprometerse, de amar con todas sus fuerzas, de identificarse con una misión! Jesús, en el joven Saulo, ve exactamente esto.

Reconocer la propia ceguera

Podemos imaginar que, antes del encuentro con Cristo, Saulo estaba en cierto sentido "lleno de sí", se consideraba "grande" por su integridad moral, por su celo, por sus orígenes y por su cultura. Ciertamente estaba convencido de que hacía lo correcto. Pero, cuando el Señor se le reveló, "aterrizó" y se encontró ciego. De repente descubrió que era incapaz de ver, no sólo físicamente sino también espiritualmente. Sus certezas vacilaron. En su interior advirtió que aquello que lo había animado con tanta pasión -el celo por eliminar a los cristianos- había sido una completa equivocación. Se dio cuenta de que no era el poseedor absoluto de la verdad, más aún, que estaba lejos de serlo. Y, junto a sus certezas, cayó también su "grandeza". De repente se supo perdido, frágil, "pequeño".

Esta humildad -conciencia del propio límite- es fundamental. A quien piensa que lo sabe todo de sí, de los otros e incluso de las verdades religiosas, le costará encontrar a Cristo. Saulo, volviéndose ciego, perdió sus puntos de referencia. Al quedarse solo en la oscuridad las únicas cosas claras para él fueron la luz que vio y la voz que sintió. Qué paradoja: justo cuando uno reconoce que está ciego es cuando comienza a ver.

Después de la revelación en el camino de Damasco, Saulo preferirá ser llamado Pablo, que significa "pequeño". No se trata de un "nombre de usuario" o de un "nombre artístico" -tan en boga hoy incluso entre la gente común-, fue el encuentro con Cristo el que lo hizo sentirse realmente así, derribando el muro que le impedía conocerse de verdad. Él mismo afirmó de sí: «Porque yo soy el más insignificante de los apóstoles, incluso indigno de llamarme apóstol por haber perseguido a la Iglesia de Dios» (1 Co 15,9).

A santa Teresa de Lisieux, como a otros santos, le gustaba repetir que la humildad es la verdad. Hoy en día muchas "historias" sazonan nuestras jornadas, especialmente en las redes sociales, a menudo construidas artísticamente con mucha producción, con videocámaras y escenarios diferentes. Se buscan cada vez más los focos del primer plano, sabiamente orientados, para poder mostrar a los "amigos" y "seguidores" una imagen de sí que a veces no refleja la propia verdad. Cristo, luz meridiana, viene a iluminarnos y a restituirnos nuestra autenticidad, liberándonos de cualquier máscara. Nos muestra con nitidez lo que somos, porque nos ama tal como somos.

Cambiar de perspectiva

La conversión de Pablo no fue un volver para atrás, sino abrirse a una perspectiva totalmente nueva. En efecto, él continuó el camino hacia Damasco, pero ya no era el mismo de antes, era una persona distinta (cf. Hch 22,10). En la vida ordinaria es posible convertirse y renovarse haciendo las cosas que solemos hacer, pero con el corazón transformado y con motivaciones diferentes. En este caso, Jesús le pidió a Pablo expresamente que siguiera hasta Damasco, hacia donde se dirigía. Pablo obedeció, pero ahora la finalidad y la perspectiva de su viaje habían cambiado radicalmente. De ahora en adelante verá la realidad con ojos nuevos. Antes eran los ojos del perseguidor justiciero, desde ahora serán los del discípulo testigo. En Damasco, Ananías lo bautizó y lo introdujo en la comunidad cristiana. En el silencio y en la oración, Pablo profundizará la propia experiencia y la nueva identidad que le dio el Señor Jesús.

No dispersar la fuerza y la pasión de los jóvenes

La actitud de Pablo antes del encuentro con Jesús resucitado no nos resulta extraña. ¡Cuánta fuerza y cuánta pasión habitan también en los corazones de ustedes, queridos jóvenes! Pero si la oscuridad que los rodea y la que está dentro de ustedes les impide ver correctamente, corren el riesgo de perderse en batallas sin sentido, hasta volverse violentos. Y lamentablemente las primeras víctimas serán ustedes mismos y aquellos que están más cerca de ustedes. Existe también el peligro de luchar por causas que en el origen defienden valores justos pero que, llevadas al extremo, se vuelven ideologías destructivas. ¡Cuántos jóvenes hoy, tal vez empujados por las propias convicciones políticas o religiosas, terminan por convertirse en instrumentos de violencia y destrucción en la vida de muchos! Algunos, nativos digitales, encuentran en el ámbito virtual y en las redes sociales el nuevo campo de batalla, utilizando sin escrúpulos el arma de las noticias falsas para esparcir veneno y destruir a sus adversarios.

Cuando el Señor irrumpió en la vida de Pablo, no anuló su personalidad, no borró su celo y su pasión, sino que hizo fructificar sus talentos para hacer de él el gran evangelizador hasta los confines de la tierra.

Apóstol de las gentes

Posteriormente, Pablo será conocido como "el apóstol de las gentes". ¡Él, que había sido un escrupuloso fariseo observante de la Ley! He aquí otra paradoja: el Señor depositó su confianza justamente en aquel que lo perseguía. Como Pablo, cada uno de nosotros puede sentir en lo profundo de su corazón esta voz que le dice: "Me fío de ti. Conozco tu historia y la tomo en mis manos, junto contigo. Aunque a menudo hayas estado en mi contra, te elijo y te hago mi testigo". La lógica divina puede hacer del peor perseguidor un gran testigo.

El discípulo de Cristo está llamado a ser «luz del mundo» (Mt 5,14). Pablo debe dar testimonio de lo que ha visto, pero ahora está ciego. ¡Estamos de nuevo ante una paradoja! Pero es justamente a través de esta experiencia personal que Pablo podrá identificarse con aquellos a los que el Señor lo envía. En efecto, es constituido testigo «para abrirles los ojos y que se conviertan de las tinieblas a la luz» (Hch 26,18).

"¡Levántate y da testimonio!"

Al abrazar la vida nueva que nos fue dada en el bautismo, recibimos también una misión del Señor: "¡Serás mi testigo!". Es una misión a la que dedicarse, que lleva a cambiar la vida.

Hoy la invitación de Cristo a Pablo se dirige a cada una y cada uno de vosotros, jóvenes: ¡Levántate! No puedes quedarte tirado en el suelo sintiendo pena de ti mismo, ¡hay una misión que te espera! También tú puedes ser testigo de las obras que Jesús ha comenzado a realizar en ti. Por eso, en nombre de Cristo, te digo:

- Levántate y testimonia tu experiencia de ciego que ha encontrado la luz, que ha visto el bien y la belleza de Dios en sí mismo, en los otros y en la comunión de la Iglesia que vence toda soledad.

- Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos.

- Levántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes.

- Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral.

- Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza.

- ¡Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive! Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes.

El Señor, la Iglesia, el Papa confían en ustedes y los constituyen testigos para tantos otros jóvenes que encuentran en los "caminos de Damasco" de nuestro tiempo. No se olviden: «Si uno de verdad ha hecho una experiencia del amor de Dios que lo salva, no necesita mucho tiempo de preparación para salir a anunciarlo, no puede esperar que le den muchos cursos o largas instrucciones. Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 120).

¡Levántense y celebren la JMJ en las Iglesias particulares!

Renuevo a todos ustedes, jóvenes del mundo, la invitación a formar parte de esta peregrinación espiritual que nos llevará a celebrar la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa en 2023. El próximo encuentro, no obstante, será en vuestras Iglesias particulares, en las diversas diócesis y heparquías del mundo donde, en la solemnidad de Cristo Rey, se celebrará la Jornada Mundial de la Juventud 2021 a nivel local.

Espero que todos nosotros podamos vivir estas etapas como verdaderos peregrinos y no como "turistas de la fe". Abrámonos a las sorpresas de Dios, que quiere hacer resplandecer su luz en nuestro camino. Abrámonos a escuchar su voz, también por medio de nuestros hermanos y hermanas en la fe. De esta manera nos ayudaremos unos a otros a levantarnos juntos, y en este difícil momento histórico seremos profetas de tiempos nuevos, llenos de esperanza. Que la Bienaventurada Virgen María interceda por nosotros.


Roma, San Juan de Letrán, 14 de septiembre de 2021, Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

Francisco

           El domingo 5 de Septiembre llega a España la Cruz de la JMJ Lisboa 2023

La Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ ) de Lisboa 2023 LLEGARÁ a España el próximo domingo, día 5 septiembre. A las 12.15 horas está previsto el acto de acogida en la parroquia de María Auxiliadora de Fuentes de Oñoro, en la diócesis de Ciudad Rodrigo.

Desde allí se desplazará a Ciudad Rodrigo, donde comenzará un recorrido por las diócesis españolas que CONCLUIRÁ el 29 de octubre. Este día, en Ayamonte, diócesis de Huelva, tendrá lugar a las 18.30 horas la eucaristía y seguidamente, en torno a las 19.30 h., el acto de despedida. La Cruz cruzará la frontera por el río Guadiana hasta Portugal alrededor de las 20.30 horas.

Animar a los jóvenes españoles a participar en la JMJ

La Jornada Mundial de la Juventud tiene dos símbolos que la acompañan y representan: la Cruz y el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani. Estos símbolos peregrinan meses antes por las diócesis del país que organiza este gran evento para acompañar a los jóvenes en su camino de preparación hacia JMJ.

En esta ocasión la organización ha querido ampliar su recorrido por las diócesis españolas para animar especialmente a los jóvenes a prepararse y a participar en los actos de la JMJ de Lisboa 2023.

Calendario de peregrinación por las diócesis españolas:

20 Octubre Tenerife

21 de Octubre Gran Canaria

  • 5-sept Ciudad Rodrigo
  • 6-sept Ciudad Rodrigo - Oviedo (Covadonga)
  • 7-sept Oviedo (Covadonga)
  • 8-sept Astorga
  • 9-sept León
  • 10-sept Palencia
  • 11-sept Zamora
  • 12-sept Santander
  • 13-sept Calahorra y La Calzada- Logroño
  • 14-sept Zaragoza
  • 15-sept Viaje a Mallorca
  • 16-sept Mallorca, Ibiza y Menorca
  • 17-sept Viaje a Alicante
  • 18-sept Orihuela-Alicante
  • 19-sept Cartagena
  • 20-sept Guadix
  • 21-sept Jaén
  • 22-sept Ciudad Real
  • 23-sept Viaje a Loyola para el Encuentro Nacional de los Delegados y Responsables de Pastoral con Jóvenes (ENPJ)
  • 24-sept Vitoria
  • 25-sept ENPJ Loyola. San Sebastián (Aránzazu)
  • 26-sept ENPJ Loyola
  • 27-sept CEE-Madrid (día dedica a la Caridad)
  • 28-sept CEE-Madrid (día dedicado a la Vida)
  • 29-sept Conferencia Episcopal Española en la mañana y por la tarde en la catedral Castrense
  • 30-sept Diócesis Castrense
  • 1-oct Madrid
  • 2-oct Pamplona
  • 3-oct Barcelona
  • 4-oct Barcelona
  • 5-oct Valencia
  • 6-oct Valencia
  • 7-oct Albacete
  • 8-oct Viaje hacia Guadalupe
  • 9-oct Toledo (Guadalupe)
  • 10-oct Mérida-Badajoz
  • 11-oct Cáceres
  • 12-oct Plasencia
  • 13-oct Salamanca
  • 14-oct Osma-Soria
  • 15-oct Ávila
  • 16-oct Burgos
  • 17-oct Valladolid
  • 18-oct Bilbao
  • 19-oct Viaje a Tenerife
  • 20-oct Tenerife
  • 21-oct Canarias
  • 22-oct Viaje a Sevilla
  • 23-oct Sevilla
  • 24-oct Córdoba
  • 25-oct Granada
  • 26-oct Almería
  • 27-oct Jerez
  • 28-oct Cádiz
  • 29-oct Huelva

Himno de la JMJ Lisboa 2023 inspirado en María: 

"Una canción que nació para unir"

Presentado el miércoles miércoles 27 de enero del 2021

https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2021-01/presentado-himno-jmj-lisboa-2023-jovenes.html

Letra en ESPAÑOL del himno JMJ Lisboa 2023

"HAY PRISA EN EL AIRE"

De todo el mundo a este lugar
salimos, volamos, llegamos aquí.
Con María, ensayamos un sí.
Queremos servir, hacer la voluntad
del Padre, nuestro Padre.

Llamado a estar con Cristo Jesús,
queremos dar, queremos estar
dispuestos al sí, a hacer como la Madre.

Coro:
Todos van a oír nuestra voz
levantemos los brazos, hay prisa en el aire.
Jesús vive y no nos deja solos:
ya no dejaremos de amar.


Tú que te estás buscando
sal a descubrir, ven a ver lo que vi.
Ven con nosotros, mira más allá
de lo que haces y que no te deja
sonreír y amar.

No mires atrás, no digas que no.
Escucha a tu corazón,
y formar parte, sin miedo, de esta misión.

Coro:
Todos van a oír nuestra voz
levantemos los brazos, hay prisa en el aire.
Jesús vive y no nos deja solos:
ya no dejaremos de amar. 

En el siguiente enlace puedes descargar su partitura

Fue María quien primero acogió
la gran sorpresa de la vida sin fin.

Confiada y sencilla, quería recibir
Tan gran misterio de un Dios que es
siempre / Para ti y para mí.

No puedo callarme, no puedo dejar
de decir: «Mi Señor,
¡cuenta conmigo, no me callo!».

Coro:
Todos van a oír nuestra voz
levantemos los brazos, hay prisa en el aire.
Jesús vive y no nos deja solos:
ya no dejaremos de amar.


Sin tener dudas sobre su misión,
María, tan joven, se fue rápidamente
su casa y a la montaña subió
para ver a Isabel y pronto encontró
saludo, comunión.
¡Bendito sea el fruto, es mi Señor!
Y yo también quiero oír:
«¡Porque creíste, siempre serás feliz!».

Coro (4):
Todos van a oír nuestra voz
levantemos los brazos, hay prisa en el aire.
Jesús vive y no nos deja solos:
ya no dejaremos de amar. 

Versión en Portugués

Versión Internacional en cinco idiomas (portugués, inglés, español, francés e italiano)

Accede a la web oficial de la JMJ 2023 en Lisboa, a través de este enlace:

https://lisboa2023.org/es/

La canción titulada "Há Pressa no Ar", en español "Hay prisa en el aire", está inspirada en el lema de la JMJ Lisboa 2023 «María se levantó y partió sin demora» (Lc1,39). Asimismo, se desarrolla en torno al "sí" de María y en su prisa por reunirse con su prima Isabel, como nos dice el pasaje bíblico.

"Hay prisa en el aire"

"Há Pressa no Ar" fue escrita por João Paulo Vaz, sacerdote, y musicalizada por Pedro Ferreira, profesor y músico, ambos de la diócesis de Coimbra, en el centro de Portugal. Los arreglos son del músico Carlos García. Tal como informan los organizadores de la JMJ, el tema fue grabado en dos versiones: en portugués y en la versión internacional en cinco idiomas (portugués, inglés, español, francés e italiano). Al cantar este himno, se invita a los jóvenes de todo el mundo a identificarse con María, "disponiéndose al servicio, a la misión y a transformar el mundo".

Un himno centrado en la alegría de la relación con Dios

La letra evoca también lo que es la fiesta de la JMJ y la alegría que se centra en la relación con Dios.

Por otra parte, la canción oficial de la JMJ Lisboa 2023 se eligió a través de un concurso a nivel nacional, abierto a la participación de adultos portugueses. Como principales requisitos para participar en el concurso, se pidió a los participantes que se inspiraran en el lema de la JMJ 2023 (escogido por el Papa Francisco) y en los objetivos de la JMJ, entre los que destaca la evangelización. Además, se les pidió inspirarse en la cultura portuguesa.

Una canción que nació para unir

En el proceso de producción en estudio (que tuvo lugar en 2020) participaron jóvenes de todo el país, algunos de los cuales participantes en la competición, que a pesar de no haber sido seleccionados, formaron parte del coro de la grabación final. Se trata, en definitiva, de una canción que nació para unir.

"La melodía nació antes que la letra", dicen los autores.

Tal como anuncia el comunicado oficial, Pedro Ferreira, de 41 años, compuso en una "pequeña habitación en solitario al piano", una melodía "pensada para congregar, para unir a una comunidad".

«María se levantó y partió sin demora»

Junto con otros amigos de la Banda da Paróquia, grupo musical al que pertenece, se le pidió al padre João Paulo Vaz que escribiera la letra.

"Sin alterar la melodía en absoluto, y con la guitarra en la mano me puse a escribir, tal y como suelo hacer", recuerda el sacerdote de 51 años y añade:

"Al escuchar el tema, Carlos acaba apropiándose de la melodía y en un trabajo notable -no toca la estructura ni la forma - la enriquece de una manera única", subraya el creador de la melodía, Pedro Ferreira.

"El lema de la nueva jornada en Lisboa, «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39)] me llevó a revisar mi relación con mi Madre, y así el proceso creativo de la letra se convirtió en un momento de oración muy profundo para mí. En cuanto al estilo, la convocatoria pedía una música popular, alegre, juvenil, fácil de aprender y de traducir y adaptar"